Datos personales

domingo, 29 de marzo de 2009

Taller educativo

Taller educativo

Aprendizaje colegiado en el que un practicante con experiencia en alguna actividad adquiere mayores conocimientos o genera un producto, especialmente, a través de los aportes individuales de los demás participantes o en una creación colectiva durante un periodo determinado.

Se genera un taller desde el momento en que un grupo ya tiene una formación, se propone mejorarla y se organiza para lograrlo de manera colegiada. Ocurre especialmente en la formación de adultos. Son una de las primeras alternativas de enseñanza aprendizaje frente al modelo frontal. El taller educativo difiere de la red de educación mutua por su intensidad, localización espacial y precisión del objetivo común; del gabinete de aprendizaje difiere por usar elementos avanzados y estar orientado a un producto que puede ser demandado por la sociedad. Si el taller está dirigido por un maestro se transforma en “práctica especializada”.

Principios didácticos:
Aprendizaje orientado a la producción.
Aprendizaje colegial
Aprendizaje innovador

Ambiente de aprendizaje
Suele contar con amplios recursos y estar estructurado en forma compleja, pero flexible. Suele haber un gran volumen de herramientas y medios de información previamente probados en un centro de información. Se debe asegurar que cada participante tenga libertad para hacer contribuciones al resultado del taller. El taller educativo está organizado, generalmente, como un curso compacto desarrollado entre tres y diez días de trabajo.

Tareas y metas de aprendizaje
Permite la solución de problemas y llevar a cabo tareas de aprendizaje complejas. Está dirigido a encontrar soluciones innovadoras a problemas de la práctica y la investigación, los cuales suelen estar acordados con los participantes al comenzar el taller. Durante el taller se especifican las tareas de los participantes y se decide si deben trabajar en pequeños grupos.

Competencias que promueve el método taller educativo
Competencias de diseño o acción.

Seis fases de la correcta aplicación del modelo
Fase de iniciación
Fase de preparación
Fase de explicación
Fases de interacción
Fase de presentación
Fase de evaluación

Rol del estudiante
Cada participante es responsable de crear información para la formulación del producto, de organizar el proceso de aprendizaje y de difundir los resultados. Son condiciones importantes para participar tanto la experiencia práctica y familiaridad con el nuevo conocimiento en el respectivo campo, como la capacidad de organización individual y la coordinación con otros, la creatividad para encontrar soluciones comunes y para vincular conocimientos con la práctica.

Rol del profesor o facilitador
Suelen ser los mismos organizadores y moderadores. No sólo se encargan de organizar la preparación y la realización, sino que también, determinan las actividades que se llevarán a cabo en los talleres.

Ámbito institucional de aplicación
Se pueden organizar tanto dentro como fuera de las instituciones.

Ámbito del conocimiento en que puede ser útil
El conocimiento que se desarrolla es predominantemente, la solución de algú problema o el desarrollo de una práctica innovadora.

Tipos de grupos a los que se puede aplicar
Para practicantes interesados en ciertas innovaciones con experiencia práctica en el tema.

Momento del desarrollo del curso en que conviene utilizarlo
No suele estar relacionado con cursos, puesto que están organizados por los participantes que ya han finalizado los cursos institucionales, pero pueden ser muy útiles en la fase final de los cursos, sobretodo cuando se trata de cursos de aplicación o de postgrado.

Comentarios
Este modelo creo que sería conveniente para organizar talleres con egresados que estén inmersos en el mercado laboral y que quieran compartir sus conocimientos y experiencia entre ellos.

2 comentarios:

loco68 dijo...

RAMIREZ estudiante de basica en informatica ¡'¡''¡ y te quiero hacer una pregunta hojala mepudieras ayudar ¡¡¡ la pregunta es ... COMO PUEDO APLICAR LOS AMBIENTES DE APREDIZAJE EN LOS ESTUDIANTES ? si me puedes responder me seria de mucha ayuda GRACIAS¡¡¡¡¡

MI CORREO ES evermay86@hotmail.com

Ernesto dijo...

Hola, mi nombre es Ernesto, mucho gusto, acabo de terminar la Lic. en C. de la Educación y estoy por terminar mi tesis. Me falta información acerca de cuándo llega el Taller educativo a México y su respectiva bibliografía, requiero por favor, si es tan amable mandarme la información si es que la posee. Si pudiera ayudarme se lo agradecería enormemente, ya que esta información aun no la encuentro. De antemano muchas gracias, espero muy pronto yo también ayudarle. Mi correo electrónico es: ernestito_carinosito@homail.com, o bien: hente_dmo@hotmail.com. Hasta pronto Maestra.

Lecturas y opinión...

Síntesis de las lecturas

Bates & Poole (2003) nos explican que la tecnología de información y particularmente el uso de internet ha motivado un gran cambio en nuestra sociedad. Reconocen que el impacto en educación y entrenamiento ha sido tan grande como en cualquier otra área y que las habilidades para el uso efectivo de la tecnología se han incrementado en complejidad e importancia.
Para Fullan (2000) una de las preguntas fundamentales respecto al cambio educativo se refiere a “¿Cómo sabemos cuando éste vale la pena? Al respecto, Bates & Poole (2003) nos invitan a reflexionar en que incorporar la tecnología por sí misma no tiene sentido si el propósito de hacerlo no es fundamentalmente ponerla al servicio de las necesidades de nuestros alumnos a través de una teoría sólida que nos permita tomar la mejor decisión de cuándo y cómo incorporar la tecnología al proceso de enseñanza aprendizaje; y plantea que las interrogantes a formularnos no se refieren a si deberíamos de utilizar la tecnología sino en qué contextos y para qué propósitos resulta apropiada la tecnología para el aprendizaje y para la enseñanza. Enfatizan en que uno de los errores importantes en los que han incurrido muchas instituciones educativas se refiere a la configuración de una estructura organizacional sofisticada que brinde soporte a este nuevo modo de articular la enseñanza.
Exponen también que para algunos, el uso de la tecnología se vuelve una exigencia y que si no se incorpora se corre el riesgo de perder credibilidad o de ser considerados obsoletos; así mismo algunos maestros consideran que sus alumnos pueden poseer un mejor conocimiento del uso de la tecnología que ellos mismos y que particularmente se sienten inseguros de cómo lograr sus metas de enseñanza con el uso de la tecnología. Se reconoce que habrá ocasiones en las que la enseñanza basada en el uso de la tecnología no será la mejor manera de lograr los objetivos educativos claves.
Se considera que hay algunos elementos fundamentales para que la enseñanza con tecnología sea con calidad: Contenido, Planeación del curso, Diseño instruccional, Medios de producción, Soporte a la experiencia de aprendizaje, Administración del estudiante así como Evaluación y mantenimiento del curso.

Para Lozano & Burgos (2007) el uso de la tecnología en el ámbito educativo nos debe invitar a tener presente un fundamento pedagógico y andragógico de quien utiliza esta tecnología educativa: “la persona en sí misma” (p.10), reconociendo que tiene necesidades de flexibilidad de horario y lugar así como de poder compaginar una vida familiar, laboral y social que le permita continuar con su educación. En este sentido, señalan que “las nuevas tecnologías deben ofrecer posibilidades de aprendizaje superiores a las de antaño” (p.12)
Escamilla menciona que existen tres tipos de modelos educativos en los que ocurre la educación a distancia: el estudio independiente guiado, el aula remota y el modelo interactivo basado en TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación). Concluye que las TIC han puesto a la educación a distancia en la misma posición que la educación presencial a pesar de que la investigación en este modelo es aún incipiente, falta promover la acreditación de programas a distancia entre acreditadoras nacionales y aún no se ha desarrollado un verdadero lenguaje de este modelo.
Para Heredia y Romero, el modelo educativo centrado en la persona está constituido por el alumno en quien reconocen características cognitivas y psicosociales que los distinguen y que han de ser consideradas al diseñar quehaceres educativos; por profesores que evidencían sus características “en la forma en que diseñan, desarrollan, evalúan y facilitan el proceso de aprendizaje de los estudiantes” (p.58); por el contenido temático que influirá en la “forma del diseño instruccional del curso” (p.61); por el contexto institucional y sociodemográfico así como por un “marco filosófico sobre el hecho educativo” (p.66). Reconocen que desafortunadamente “no siempre las instituciones han girado alrededor de los alumnos” (p.69) ya sea por decisiones administrativas o porque durante mucho tiempo se privilegió la enseñanza sobre el aprendizaje.
Referencias:
Bates, A.W. and Poole, G. (2003). Effective Teaching with Technology in Higher Education. San Francisco: Jossey-Bass.
Fullan G. M. & Stiegelbauer. (2000) El cambio educativo. Guía de planeación para maestros. México:Trillas.
Lozano Rodríguez, A. & Burgos Aguilar, V. (2007) (Comp.). Tecnología educativa: en un modelo de educación a distancia centrado en la persona. Distrito Federal, México: Limusa.

Opinión:

Las lecturas me han parecido no solo interesantes sino enriquecedoras porque creo que ahora estamos inmersos en un mundo donde la tecnología es parte de nuestra vida cotidiana y existe una presión importante en las instituciones educativas para incorporarla. Sin embargo, considero que no siempre se hace atendiendo a las necesidades de aprendizaje de nuestros alumnos y no hemos reflexionado en qué contextos, para qué objetivos de aprendizaje resulta apropiada su incorporación y qué habilidades, competencias y aptitudes necesitamos tanto los profesores como los alumnos para lograr los objetivos planteados.

Estas lecturas me han aportado de nuevo las razones por las que podemos poner en la misma posición la educación presencial y la educación a distancia. Además de que combinando de manera adecuada la instrucción presencial con sistemas educativos de entrega de educación a distancia (blended learning) nos ofrece un amplio abanico de posibilidades de aprendizaje a la medida de las necesidades del alumno.